• Instagram - White Circle
  • Facebook Clean
  • Twitter Clean

© 2019 by Vortex Foundation

Eduardo Salcedo-Albarán en Noticiero Guatevisión.

Fuga del Chapo desnuda realidad política de Guatemala

 

 

El análisis de la fuga del famoso capo Joaquín “El Chapo” Guzmán en México, terminó siendo la analogía perfecta para estudiar la realidad política de Guatemala y entender el crecimiento de la corrupción y la impunidad en el país. El filósofo colombiano Eduardo Salcedo-Albarán, especialista en redes criminales nos guía en la ruta para entender el tema.
 

Lo que parecía un golpe duro al narcotráfico y mafias corruptas en México, no lo fue. Ni esta ni otras capturas de los grandes cabecillas criminales lo serán si no se atienden algunas aristas.

Aunque este es un análisis para el caso específico del Chapo en México, aplica también para Guatemala, dice el filósofo.
 

En ambos países, las autoridades no han dimensionado la capacidad de resiliencia de las estructuras mafiosas o al menos eso es lo que nos quieren hacer creer.

Ninguna mafia será realmente desmantelada si los empresarios y funcionarios siguen financiando y sirviéndose del crimen.

 

La fuga del Chapo desnudó el poder corruptor sumado a la debilidad institucional y, el error insiste Salcedo-Albarán de perseguir solo al capo, dejando vivas las estructuras políticas y económicas que mantienen funcionando la organización criminal, léase: partidos políticos, bancos, empresarios, instituciones públicas, entre otros agentes legales que navegan, cómplices en la zona gris, entre lo legal y lo ilegal.

 

Lo vimos en los escándalos recientes de corrupción en Guatemala, La Línea, IGSS-Pisa, el Bufete de la Impunidad, Caso Las Redes, El tráfico de influencias de diputados, etc.

 

Las investigaciones muestran la estructura ilegal pero pocas veces van tras lo que las financia y les da vida, por eso, aunque se capture a los líderes ilegales de la red esta sigue operando sin dificultad.

 

 

¿Mafias en política o políticos en la mafia?

 

El experto en redes transnacionales del crímen, explica cómo los actores ilegales aspiran al control político sin querer o tener una participación política directa. En esto, las agrupaciones partidistas en México y Guatemala, no son víctimas ni están secuestradas como se cree al hablar de cooptación del Estado.

 

Después de una infinidad de estudios científicos en varios países del mundo, Vortex, el Centro de Investigación Internacional que dirigen los colombianos Luis Jorge Garay y Salcedo-Albarán, estableció que son los mismos partidos políticos los que buscan a las organizaciones del crimen para servirse de ellas, llegar al poder y transformar al Estado en una gran fuente de negocios perversos.

A cambio, los delincuentes logran la influencia suficiente sobre el Estado y las condiciones perfectas para operar y ampliar su capital. Pactos y vínculos con el crimen que se institucionalizan con el tiempo y la impunidad.

 

Lo importante dice Salcedo-Albarán es rediseñar la estrategia de combate a estas redes criminales y llegar a estos actores que pasean entre lo legal y lo ilegal.

 

14/07/2015

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

Odebrecht, una de 12 empresas de extenso cártel de corrupción: Vortex

November 3, 2019

1/9
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive